La profesión de contador frente a la nueva educación

En la actualidad, los flujos comerciales de valores financieros e información en general fluyen de un punto a otro del planeta a alta velocidad. Los avances tecnológicos, especialmente los relacionados con las tecnologías de la información y comunicaciones, han hecho realidad los visionarios planteamientos del filósofo y profesor de comunicaciones canadiense Marshal McLuhan de que el mundo se transforma en una “Aldea Global”. Si se suma a lo anterior el liberalismo económico, se tienen los ingredientes del fenómeno denominado“Globalización”, que emerge como la característica básica del siglo XXI.

Podríamos decir que la globalización contiene varias dimensiones principales que coexisten y se coordinan entre sí: comerciales, financieras, productivas, tecnológicas, y, especialmente culturales y sociales que dan un sentido diverso al fenómeno.

Destacada importancia en este proceso de globalización han tenido las empresas multinacionales, que han incursionado mundialmente diversificando sus actividades para optimizar sus resultados. Así, una empresa puede tener teóricamente su casa central en un país y sus órganos de fabricación en otros, llevando a cabo en cada uno de estos territorios diferentes fases del proceso productivo. Esta diversificación ha redundado en el crecimiento de las Pyme muchas de las cuales se han asociado con estas multinacionales en los procesos de fabricación de piezas y partes de algunos bienes.

Este fenómeno plantea un reto de enorme trascendencia para los profesionales contadores, que han debido internacionalizarse también. Un ejemplo lo constituyen las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), las que han revolucionado el ejercicio profesional del contador. Los cambios producto de las NIIF también alcanzan a las Pyme ya que los órganos mundiales que emiten las normas también lo han hecho para las Pequeñas y Medianas Empresas. Estos cambios fueron asumidos oportunamente por el Colegio de Contadores de Chile, organismo encargado por la ley de dictar la normativa contable en el país, al hacer converger la norma chilena con la internacional hace algunos años.

Es interesante señalar que el fenómeno global que causara tantos cambios significativos en la economía ha alcanzado al entorno académico donde ya se están imponiendo nuevas metodologías de enseñanza basadas en los pilares plasmados en el informe Derlors de la UNESCO. Dichos pilares son: aprender a ser, aprender a hacer, aprender a conocer y aprender a convivir. Curiosamente son los alumnos quienes llevan la bandera de estos cambios debido a las especiales características que han ido adquiriendo producto de la información que reciben a diario vía internet. Los alumnos de hoy son informados, cosa que tienen que entender muchos profesores que siguen utilizando metodologías del siglo pasado sin entender que el mundo cambió, que hay una nueva era a la que deben integrarse.

Tagged under Contador Escuela