La Enseñanza de la Etica

En una sociedad de cambio...

Jaime Reid Tobar  
Docente de Escuela de Contadores Auditores de Santiago

 

Este ensayo tiene dos propósitos básicos. Por un lado, busca exponer algunos componentes socioculturales de la sociedad moderna que condicionan cierta moralidad y, por otro, intenta mostrar que estos aspectos sociales y culturales en el funcionamiento de la modernidad resultan cruciales a la hora de indagar formas para la enseñanza de la ética.

La mirada que propone esta reflexión se orienta a explorar las causas que explican que ciertas conductas morales tiendan a prevalecer en contextos determinados. Se apuesta a una perspectiva que enfatice vínculos de causalidad en la comprensión del fenómeno ético-moral, de modo que permita superar un análisis puramente normativo o aquellos que sólo proponen prédicas moralizantes que terminan por ocultar o empobrecer el análisis ético.

El camino que se ha privilegiado en esta oportunidad consiste en ponderar los efectos éticos y morales que tienen algunos componentes esenciales de la sociedad moderna. Se ha intentado identificar aquellos aspectos relevantes en la configuración de nuestro contexto sociocultural, a fin de encontrar explicación a ciertas tendencias éticas y morales que se vuelven recurrentes.

De esta forma, se inicia esta reflexión explicando por qué el camino elegido se convierte en una opción válida -entre muchas otras- para la comprensión del fenómeno ético y sus efectos prácticos. En el primer tema que se desarrolla, que alude a la ética y su enseñanza, se mencionan aquellos enfoques que normalmente han oscurecido el significado de la ética y la moral, proponiendo una mirada alternativa a partir de factores sociológicos y psicológicos. En este sentido, se le asigna una particular relevancia al compromiso individual y a la responsabilidad personal en el desarrollo ético-moral. Aquí se postula el gran desafío que tienen todas las instancias formativas en el logro del crecimiento personal, dado que se asume el principio que actitudes éticamente sanas sólo son posibles a partir de personas psicológicamente sanas.

Un segundo aspecto que se revisa consiste en identificar las bases socio- históricas que dan inicio a la sociedad moderna, con el propósito de tener una

referencia en el tiempo del vínculo hombre y sociedad en la construcción de nuestra modernidad. Finalmente se evalúa como esta nueva realidad socio cultural condiciona escenarios éticos de impactantes repercusiones para la convivencia social.

Tal vez esta opción de explorar el origen y la identidad de las conductas morales enfatizando la importancia de los contextos socioculturales, sea un camino sugerente en la búsqueda de formas eficientes en la enseñanza de la ética y en la eventual modificación de conductas nocivas para la convivencia humana.

La comprensión del fenómeno ético-moral, particularmente cuando se está pensando en su enseñanza, requiere establecer el justo equilibrio entre sus factores objetivos y subjetivos, ambos con el mismo grado de importancia. Lo objetivo y lo subjetivo interactuando en el momento en que se expresa una de las conductas humanas más importantes y complejas que conocemos, la conducta moral, que en estos días resulta urgente revisar.

 

 

>> Descargar trabajo

 

Tagged under Reid educacion etica