¿Eres de primer año y no tienes técnica de estudio?

La prestigiosa Universidad de Harvard mediante su libro “Make It Stick: the Science of Succesful Learning” platea cinco formas de estudiar para aprovechar al máximo el tiempo y aumentar el rendimiento.

provocarles mucha ansiedad en su primera etapa de estudio ya que nunca se han sometido a un nivel de estudio tan alto. Para poder tener los mejores resultados y un óptimo rendimiento académico es que Peter C. Brown, Henry L. Roediger III y Mark A. McDaniel, de la Universidad de Harvard crearon “Make It Stick: the Science of Succesful Learning”, un libro donde se entregan consejos para estudiar.

Cabe señalar, que los responsables no son seguidores de técnicas como el subrayado, destacar con colores fluorescentes y la repetición sin parar les resultan formas poco útiles y contraproducentes para el estudio. A cambio de las críticas, señalan las siguientes recomendaciones como 100% efectivas:

  1. Tomar apuntes a mano

Sabemos que escribir en computador,  tablet o celular es más rápido, pero los especialistas de Harvard aseguran que ese tiempo extra que lleva escribir a mano influye en qué tanto se logra retener el conocimiento.

Escribir con lápiz y papel  requiere más tiempo pero los obliga a reflexionar sobre lo que se hace. Esa instancia ayuda a pensar y visualizar la información que se entrega en clases.

  1. Dedicar tiempo a estudiar varias materias a la vez

Hay  que aprender a organizarse de manera que se logre aprender diferentes asignaturas al mismo tiempo. Los autores aseguran que esta manera de estudiar alternando entre materias y favorece la retención y facilita la comprensión de lo leído. Al principio puede parecer que se estudia menos pero pueden llevarse una grata sorpresa cuando se den cuenta de lo efectivo de este método.

  1. Dejar pasar tiempo entre las horas de estudio

Aprenderte todo de una vez en una jornada de 9 horas seguidas no sirve. Esa información desaparece unos días u horas después del examen. Para retener lo aprendido, hay que dejar pasar un par de horas entre los momentos de estudio para dejar reposar la información y evitar un atracón de datos innecesario.

  1. No leer las cosas mil veces

Pasar horas y horas releyendo un mismo texto no ayudará a grabar las líneas en el cerebro. Es mejor dedicar menos tiempo a la lectura y más al recuerdo mental; de esta manera podrán focalizarse en la retención y recordar.

  1. Enfrentarse a desafíos

Estudiar siempre ejercicios sencillos y conocidos es más cómodo, pero la verdadera manera de aprender es cuando se ven obligado a resolver un problema o responder una pregunta nueva. De este modo facilitarán posteriormente el aprendizaje. Para ello es muy útil estudiar en grupo para realizarse mutuamente preguntas para recordar lo aprendido.