Estudiante se prepara para Nacional de Karate

En agosto de este año, Luis Borja, alumno de primer año de nuestra Escuela, obtuvo el tercer lugar en los regionales de Karate, puesto que le permitió clasificar para la competencia nacional que se disputará en diciembre.

Estudiar y entrenar son totalmente compatibles. Así lo demuestra el caso de  Luis Borja, estudiante de primer año de la ECAS y quien además es un destacado deportista de alto rendimiento.  Desde el año 2005, este joven alumno se dedica al Karate ganando una serie de competencias en su disciplina, la última fue en agosto de este año donde gracias a su tercer lugar en los regionales pudo clasificar al Campeonato Nacional de Karate que se realizará el 15 y 16 de diciembre.

La medalla de bronce que obtuvo lo motivó a pensar en grande y ahora está decido a ir por el oro. “A pesar de salir tercero tengo muchas expectativas de ganar el nacional, sé que si continúo con mi alto nivel de entrenamiento y concentrado puedo llegar a ganar esta competencia, es lo que más quiero”, recalca Luis.

Su rutina de lunes a viernes se divide entre la ECAS y el Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO),  su día lo inicia estudiando y el resto del tiempo es para entrenar por el Club Jiyukan. Nos confesó que al principio fue difícil organizar su jornada pero que “hay que ser ordenado con los horarios. Ya sé cuánto tiempo es para los estudios, cuanto para el deporte y cuanto se destina para la recreación. También es importante tener una red de apoyo que te ayude a sacar adelante la carrera y el karate. Todo eso me ha colaborado para poder seguir con ambas cosas”.

Beneficios del deporte

César Tolorsa, es el entrenador de Luis hace cuatro años y desde ese tiempo ha visto los avances del joven deportista. Destaca la gran capacidad física que tiene, sumado a la velocidad de golpes y movimientos, en tanto que a nivel personal recalca que es aguerrido cuando compite, valiente y de un gran espíritu de superación.

“Lo bueno del Karate es que permite conjugar los estudios con el entrenamiento, porque en general se dedican tres horas diarias a practicar. Además, hacer cualquier deporte les enseña a las personas a tener mayor tolerancia al fracaso y la frustración, los deportistas que estudian saben que no siempre se gana, así que conocen cómo volver a pararse y continuar, situación que aplica perfecto cuando eres estudiante”.

Por su parte Luis agrega que “con este deporte he aprendido a estar enfocado, lo que sirve claramente para estudiar también. Además, hay que saber que realizar estas disciplinas colaboran a crear más redes neuronales que hacen que puedas aprender más rápido, lo que me ayuda a no tener que repasar tantas veces la materia”.