Premio Cuenta ECAS en 100 Palabras

Matías Palma, alumno  de cuarto año de nuestra Escuela escribió el cuento “Temporero”, relato inspirado en la vida de campo y de su familia. Con ella se convirtió en el ganador de la primera versión de Cuenta ECAS.

Una veintena de textos con las más variadas temáticas llegaron hasta nuestra Escuela para participar del concurso Cuenta ECAS en 100 palabras. El cuento “Temporero”, de Matías Palma, logró cautivar al jurado llevándose el primer lugar.

Según nos contó el alumno de cuarto año, el texto lo realizó inspirado en su familia y su vida en la Sexta Región. “Mi abuela vivía en Pueblo Hundido, ciudad Rengo, por eso pasaba algunas temporada en el campo. Fue en ese lugar donde vi como era la vida de los campesinos y lo que me inspiró a escribir esta historia”, detalla Matías.  

De manos de nuestra Directora Académica, Alicia Navarro, este prodigioso escritor recibió su premio, un kindle para que pueda seguir cultivando su talento. En la oportunidad nuestra directora felicitó a Matías por su gran texto y lo invitó a seguir escribiendo, porque ese aptitud para contar buenas historias no se puede quedar solo en los cuadernos hay que mostrarlo para  que todos puedan disfrutar de sus cuentos.

“Nunca pensé que ganaría, fue una total sorpresa. Jamás había participado de un concurso literario solo escribía para mí. Con este reconocimiento creo que me voy animar para participar en otras instancias. Agradezco a la ECAS por estas iniciativas que nos ayudan a los estudiantes a desarrollar otras habilidades más blandas.”, comentó Matías.

TEMPORERO, autor: Matías Palma

En bicicleta se vienen los viejos, con el sol aun oculto, llegan a su destino agitados y en la espalda traen un bulto. La comida la traen ahí, porque a las 12 llega el almuerzo, con el sol en sus cabezas y un hambre que acecha. El temporero trabaja la tierra con el sol descubierto, entre matas de tomates, pepino y ají.

Qué sería de nosotros sin ti, para la importancia que tienes, reconocimiento no existe. por eso yo te recuerdo, y tengo en mi memoria, lo que mis antepasados campesinos hicieron y siguen haciendo ahora.